Este blog participa en el concurso de la blogoteca. Si es de tu agrado puedes votarnos aquí.

martes, 23 de diciembre de 2014

¡CUIDADO CON EL ÁCIDO ÚRICO EN NAVIDAD!

Consideraciones para los menús navideños

      Si hay algo que defina a la Navidad, es que se trata de una época de excesos y de consumismo. Cuando llega enero nos damos cuenta de que hemos cogido unos kilos de más por culpa de los ostentosos menús de Nochebuena y de Nochevieja, y de los picoteos a la bandeja de dulces. Más allá de cómo termine nuestra silueta, la comida navideña puede también incidir muy negativamente en nuestra salud.

     Además de las posibles intoxicaciones alimentarias, gastroenteritis y otras dolencias asociadas a las comidas copiosas, el ácido úrico, y nuestros riñones pueden sufrir mucho durante estas fiestas. Para solucionarlo, evitar la tentación del marisco e intentar dejar de lado el alcohol.

      Día a día, nuestro organismo consume y transforma en nutrientes aquellas sustancias que son beneficiosas y elimina el resto por medio del sudor, las heces o la orina. Precisamente, cuando hablamos del ácido úrico, no nos referimos a otra cosa que a un material de deshecho. Según la doctora Paloma Casado, especialista en medicina familiar, este producto es "el resultado final del metabolismo del nitrógeno en el organismo, y se llama así porque se elimina principalmente por la orina, tras ser filtrado de la sangre por el riñón".


      Hasta aquí todo correcto. El problema viene cuando los niveles en sangre de ácido úrico están por encima de lo normal. Éstos, también conocidos como hiperuricemia, "normalmente están motivamos por factores genéticos, pero, si bien, los niveles tienden a subir a partir de los 40 años para los varones, en los que es mucho más frecuente, y tras la menopausia en las mujeres", detalla la doctora.
Más allá de la genética, también es más frecuente en personas que abusan del alcohol, en aquellas con sobrepeso, o los pacientes afectados por otros problemas metabólicos tales como la diabetes o la hipercolesterolemia. Además, algunos fármacos también pueden elevar los porcentajes.

El dolor, el principal temor
      Cuando hay un exceso de este componente, pueden aparecer las llamadas crisis de gota, que se producen cuando "el ácido forma pequeños cristales que se depositan en las articulaciones provocando su inflamación", comenta Casado. Asimismo, "cuando hay una excesiva concentración del mismo en los riñones, se pueden formar cálculos renales, dando lugar a los cólicos nefríticos", agrega la experta.

      El principal síntoma de una crisis de gota es que la articulación afectada se inflama, se enrojece y duele. Sin embargo, en el caso de los cálculos renales, al atacar al riñón, "se da un cuadro de dolor intenso que irradia desde la zona lumbar a los genitales, con molestias al orinar e incluso sangre", declara la doctora.
Alimentos prohibidos
        Como en todo, la prevención es el primer objetivo que se debe tener en mente, especialmente en aquellos pacientes con antecedentes familiares. Paloma Casado explica que hay que "evitar los alimentos ricos en purinas, restringir al máximo las bebidas alcohólicas y beber de 2 a 3 litros de agua al día". También hay medicamentos que ayudan a mantener los niveles de ácido úrico estables, y "durante las crisis está muy indicado el uso de antiinflamatorios, y aplicar calor en caso de los cólicos, o frío si hablamos de gota", detalla la especialista.
      Con respecto a los alimentos a evitar, la doctora advierte de que "lo fundamental es eliminar las bebidas alcohólicas, incluyendo la cerveza sin alcohol". Además, una persona con problemas de ácido úrico debe abstenerse de excederse en la ingesta proteica y de grasas poliinsaturadas:

 - Casi todas las carnes de caza: conejo, perdices, jabalí, ciervo, etc.
- Vísceras: hígado, riñones, sesos, lengua, mollejas, patés, foie, etc.
- Todo tipo de marisco y las huevas de pescado.
- Pescado azul como la trucha, arenques, boquerones, salmonetes, etc.

       Ahora que se acercan las navidades, es muy importante tener en cuenta que algunos de los platos más deseados para Nochebuena pueden hacernos pasar un mal rato. Paloma Casado recomienda que, si tenemos el ácido úrico un poco alto, "para poder empezar con buen pie el nuevo año, tendremos que beber alcohol con moderación, y sustituirlo por agua o zumos de fruta (sobre todo de limón) en grandes cantidades".

        Igual de aconsejable es evitar la tentación del marisco y optar por el pescado, la ternera, el pavo y el pollo como el segundo plato de nuestro menú festivo. De igual forma, lo mejor es contrarrestar los excesos manteniendo una dieta equilibrada en el resto de los días. 

 3 frutas para combatir el ácido úrico

      Existen una gran variedad de frutas, e incluso verduras, que ayudan en el tratamiento para bajar el nivel de ácido úrico, ya sea porque ayudan a eliminar las purinas o porque tienen bajo contenido en ellas. Por ejemplo manzana, limón, naranja, huevos, tofu, nueces, mantequilla de maní, todos los alimentos ricos en vitamina C, entre otros. 
       Sin embargo algunos estudios han demostrado que ciertos frutos rojos (berry fruits) se destacan por sus propiedades especiales para combatir el ácido úrico, por su gran cantidad de vitaminas y propiedades antioxidantes, ellas son: cerezas, fresas y arándanos.

CEREZAS

Las cerezas son muy efectivas para tratar estados avanzados de hiperuricemia, sobre todo cuando ya se ha manifestado la gota, debido a uno de sus componentes: el flavonoide antocianina. Este elemento tiene grandes propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar esta afección.

Se recomienda el consumo de 250 grs. de cerezas de cualquier variedad al día, o su equivalente en jugos.




FRESAS
Las fresas tienen la capacidad de neutralizar el ácido úrico en el organismo, por lo que se las puede consumir cuando se ha detectado un nivel elevado de este ácido. Puedes consumirlas solas, en ensaladas de fruta o en batidos.
ARÁNDANOS
Los arándanos, al igual que las cerezas, tienen altos niveles de antocianinas, por ello también pueden ser consumidos para tratar esta enfermedad. A su vez tienen un alto contenido en vitamina C, que favorece la eliminación de las purinas.

Se los puede consumir frescos o en mermeladas, aunque cuanto menos proceso tenga la fruta, más propiedades conservará.

Es importante realizar controles periódicos mediante exámenes de orina y evitar alimentos que puedan elevar el nivel de ácido úrico en sangre.

Fuentes. salud.facilisimo.com  y otramedicina.imujer.com
Agradecimientos:  Paloma Casado, especialista en medicina familiar.

2 comentarios:

  1. Un gran artículo sobre los problemas del ácido úrico que llegan a ser realmente molestos, pero un excelente remedio para aliviar estos problemas y mejorar las vías urinarias es la doradilla. Te invito a conocer sus propiedades asombrosas!
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. I was very impressed by this post, this site has always been pleasant news. Thank you very much for such an interesting post. Keep working, great job! In my free time, I like play game: redball4games.com. What about you?

    ResponderEliminar